• contacto@mujeresdeestemundo.com

Laura Esquivel: “Siento, luego existo”


Laura Esquivel

Laura Esquivel: “Siento, luego existo”

Autor: Yulianela Rodriguez

Lic. en Periodismo

by Yulianela Rodríguez.

La escritora mexicana Laura Esquivel deslumbró al mundo en 1989 con un libro diferente: “Como agua para chocolate”, una novela que a su vez era un recetario deslumbrante.

Aquel libro atípico fue traducido a más de 30 idiomas y llevado con éxito al cine por Alfonso Arau, entonces su marido. Y ahí empezó  una carrera que incluye prólogos de cocina, nuevas recetas, ensayos y hasta ponencias de psicología.

Esquivel afirma que defiende con el mismo ímpetu la literatura y la cocina porque la primera la considera un acto de amor, mientras que escribir le sana de sus obsesiones y sus fantasmas.

Mujeres de este mundo les invita a deleitarse con esta recopilación de diversas de sus entrevistas.




Cocinar para Laura Esquivel…

“Es una ceremonia de unión con el universo. Un placer enorme. A veces, lo utilizo como contrapunto a mi escritura; en otras ocasiones, como terapia. El amor siempre está presente allí. El amor, que da sentido a todo, es lo que hace de dos cosas una, y en la cocina uno hace precisamente eso: utiliza todos los elementos que conforman el mundo, juega con ellos y, en base al amor, hace una única cosa que después va a ser ingerida por los demás.”

“Una de las maravillas de la cocina es que, día a día, se renueva, que siempre está el misterio. Uno no sabe qué va a pasar. Es un gran laboratorio de alquimia en el que uno se mete, juega y aprende. Es una fuente de conocimiento.”

De dónde viene su amor por la cocina…

“De familia. Yo crecí en la cocina. Mi mamá ha pasado su vida allí. Al entrar en su casa huele a horno y lo primero que hace ella es ofrecer comida.”

La mujer en la cocina

“Creía que la participación de la mujer no estaba en la cocina. Llegué a pensar que era una pérdida de tiempo estar cocinando cuando afuera las mujeres podíamos estar cambiando el mundo. Pasa el tiempo, y al final uno se da cuenta de que el mundo no cambia tan fácil y que lo que hay que cambiar es el ser humano, no las leyes. Desgraciadamente, nosotras, las mujeres, lo habíamos perdido. Fue maravilloso el día que redescubrí la cocina, y me di cuenta de que el verdadero cambio esté dentro de la casa, dentro de uno.”

Y qué es la literatura

“…es un acto de entregar a los demás lo que uno es como ser humano. Si uno no lo hace, hay problemas de comunicación.”

“Al final, la literatura le sana a uno, y si también puede sanar a los demás, qué maravilla.”

Literatura femenina

“Creo que sí hay una literatura femenina, pero que no tiene que ver con el sexo. Se caracteriza porque habla de los mundos íntimos, de los mundos privados, de relación con la vida, con la sangre, con todo lo que pasa hacia dentro. ¿Por qué la gente la busca? Porque no lo tiene. Ha habido una devaluación tremenda del mundo íntimo. En este siglo se ha dado importancia a todo lo que tenía que ver con el mundo masculino, con el pensamiento, con la razón.”

Proceso creativo…

“Mi proceso creativo está en función de imágenes. Yo siempre pienso en ellas a la hora de escribir. Las desarrollo en palabras y, de repente, me sale algún juego literario.”

“Considero que para escribir lo que es imprescindible es tener un corazón conectado con el corazón del universo.”

Una existencia con sazón…

“Es importantísimo permitirnos sentir, oler, gustar, tocar. A veces, las vidas que llevamos no nos lo permiten. Estamos más interesados en producir, en consumir.”

El amor

“El amor lo único que necesita es que no lo obstaculicemos. Que no lo neguemos. Que no nos avergoncemos de él. (…) Amar, y amar y amar hasta el cansancio.”

Si aún no lees “Como agua para chocolate” no pierdas más tiempo, es un verdadero placer que te estas negando. Y no olvides compartir nuestro trabajo.
Comentarios

Deja tu mensaje