• contacto@mujeresdeestemundo.com

“La Dama de Hierro”: Margaret Thatcher


Margaret Thatcher

“La Dama de Hierro”: Margaret Thatcher

Autor: Yulianela Rodriguez

Lic. en Periodismo

Margaret Thatcher es recordada por ese seudónimo que le acuñara un periódico soviético: “La Dama de Hierro” y es que su personalidad no generaba términos medios, era odio o admiración.

Tampoco le interesaba caerle bien a todos, como ella misma expresó: “No soy una política de consenso. Soy una política de fuertes convicciones”.

margaret thatcher política de fuertes convicciones

Antes de ser “La Dama de Hierro”

Margaret Roberts nació el 13 de octubre de 1925, en Grantham, una pequeña localidad del norte de Inglaterra, como hija de un comerciante modesto y estudió Química en la Universidad de Oxford.

En 1951, se casó con Denis Thatcher, gerente de una empresa de pinturas y productos químicos, adoptando su apellido. El matrimonio tuvo una pareja de mellizos en 1953, Carol y Mark.

Ya casada logró encontrar el tiempo para seguir su verdadera pasión y se graduó en Derecho.

La primera mujer del Reino Unido en llegar al cargo más alto del poder

Thatcher se vinculó al Partido Conservador y en 20 años fue ascendiendo peldaño a peldaño, primero como diputada, luego como ministra y finalmente como candidata inverosímil para liderar el partido.

Tras la Segunda Guerra Mundial, se convirtió en la primera, y única, mujer-hasta el momento- en dirigir el gobierno británico. Sin embargo, se convirtió en la persona que se mantuvo en ese puesto por más tiempo en el siglo XX, pues gobernó entre 1979 y 1990.

Durante su mandato se atrevió a todo: fue una fuerte defensora de la privatización, la familia, la pena de muerte y, en sus últimos años, del medio ambiente. Lideró la casi destrucción de los sindicatos y el conflicto armado de las islas Malvinas, además criticó fuertemente el comunismo.

De ahí su famosa frase: “el socialismo fracasa cuando se les acaba el dinero… de los demás”.

Después de 11 años y medio en el poder- en noviembre de 1990- presentó su renuncia al no lograr vencer en las elecciones internas para dirigir al Partido Conservador. Tras ello siguió siendo una figura relevante en la política, sobre todo desde el punto de vista simbólico.

Recibió múltiples honores como el de la reina Isabel II, quien la admitió en la Orden del Mérito y su esposo recibió el título de Barón.

En 2002 se retira oficialmente de la vida política tras sufrir una serie de infartos. A finales de 2012 es hospitalizada hasta el anuncio de su fallecimiento a los 87 años.

Su vida y carrera política fue llevada al cine en la película “La dama de hierro”. El papel de Thatcher fue interpretado por Meryl Streep, quien ganó el Oscar por su interpretación.

Margaret Thatcher despertó pasiones de toda índole, pero tanto seguidores como detractores reconocen sin discusión que su nombre pasó a la historia.
Comentarios