• contacto@mujeresdeestemundo.com

El vino: un placer adquirido


todo sobre el vino

El vino: un placer adquirido

Autor: Yulianela Rodriguez

Lic. en Periodismo

La cultura en torno al vino es milenaria y copiosa, convertirse en un experto conocedor no se logra en un día. Pero los que se adentran en este mundo maravilloso, no consiguen más que seguir y seguir.

El conocimiento del vino es lo que ayuda a desarrollar tu paladar y por tanto tu gusto por el vino, un placer adquirido del cual no querrás desprenderte.

¿Cuáles son los tipos de vino que existen?

Los vinos tienen diferentes tipos de clasificación en base a su edad, elaboración, consumo, color y muchos otros aspectos. Estas son las más importantes y básicas que debes conocer.

tipos de vino

Por el color

Vino tinto

Vino blanco

Vino rosado

Vino clarete

Por contenido en azúcar

Vinos secos

Vinos semisecos

Vinos abocados

Vinos semidulces

Vinos dulces

Por su edad

Vino joven, sin crianza o del año

Vino Crianza

Vino Reserva

Vino Gran reserva

Combinación del vino con las comidas

¿Cómo escoger el vino para una cena, cómo saber si este plato va mejor con un champagne, un vino tinto dulce o un vino rose?

Vino tinto

Un buen vino puede desperdiciarse con la elección incorrecta de comida o viceversa. Es por eso que la persona que en verdad desee apreciar al máximo esta bebida debe conocer cómo lograr lo que en el mundo del vino se considera el maridaje perfecto.

Para entrantes: Vinos espumosos o blancos.

Para carnes rojas (res, cordero): Se recomienda vino tinto, como el Cabernet Sauvignon, el Merlot o Pinot Noir.

Para carnes blancas (pollo, cerdo) y pescado: la mejor opción siempre es un vino blanco.

Para los postres: pueden optar por espumantes, rosados y dulces o semidulces.

¿Cómo abrir correctamente una botella de vino paso a paso?

Cómo abrir correctamente una botella de vino

1-Primeramente disponer de los instrumentos, puede parecer reiterativo pero muchas veces tenemos la botella y no el sacacorchos.

2-Retirar por completo la cápsula superior de aluminio para evitar su contacto con el vino, siempre con el cuidado de cortarla por debajo del cuello de la botella.

3-Introducir el sacacorchos justo en el centro, girar el sacacorchos y no la botella. No cambiar la dirección de giro para no romper el corcho. Evitar traspasarlo para que no caigan residuos al líquido.

4-Limpiar la boca de la botella antes de servir con un paño limpio, de esta manera eliminamos cualquier residuo o suciedad.

Es muy importante aclarar que aunque existen estos consejos generales, el gusto personal y la creatividad deben primar en las elecciones de los tipos de vino para cada comida y ocasión. Y sobre todo saber que el paladar y el conocimiento solo se van elevando con el tiempo.

Comentarios